Argentina gana el mundial, 18 de dicembre, 2022.

By FARHA GUERRERO

Mi marido me contó que un periodista argentino dijo una vez: “La vida es eso que pasa entre Mundial y Mundial”.

Si lo pensamos bien, a nuestra edad, si tenemos suerte, viviremos para ver otros diez Mundiales. Eso no parece mucho.

Y dentro de esos diez mundiales, si tenemos suerte, veremos a nuestro equipo llegar a la final, quizás un puñado de veces, como hemos visto a Argentina en los últimos cuarenta y cuatro años.

Así como la Copa del Mundo es impredecible, nuestras vidas también lo son. No podemos predecir el ganador, ni durante el partido de hoy contra Francia, ni dentro de cuatro años.

Tampoco podemos predecir lo que nos ocurrirá en los próximos cuatro años.

Es este tipo de incertidumbre de la vida y la absurda ironía de la misma, lo que nos hace seguir viviendo; viviendo para ver el próximo Mundial, viviendo para ver si nuestras naciones llegarán a la final.

Ahora incluso los marroquíes sueñan este sueño.

Es el mismo absurdo de la vida que trajo a mi marido una tarde fría en Vancouver a un partido de fútbol en el que casualmente yo jugaba.

Llegó con su camiseta de River Plate y sus pantalones negros, un argentino desde el momento en que pisó el campo de fútbol con su estilo sudamericano, sus pases sensacionales y su agudo olfato para el juego.

Si no fuera por esa inocente pelota que pasaba entre nuestros pies, quizás nunca nos hubiéramos conocido.

A este juego infantil le debemos décadas de amor, risas y felicidad.

Y eso, si lo pensás, es extraordinario.

Uno sólo puede enamorarse de un argentino en el campo de fútbol. Yo lo hice.

Y hoy todo el mundo lo ha hecho.

Por Farha Guerrero.

 
0
Kudos
 
0
Kudos

Now read this

Ode to Aosta

By FARHA GUERRERO Aosta, ti ho visitato per meno di una settimana e mezza; un tempo trascorso tra alte vette e una città murata che poggia ancora su una griglia romana. Augusta Praetoria Salassorum è il tuo antico nome, e presto sarò tra... Continue →